Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 abril 2012

Las ovejas que hemos tenido hasta hace poco eran de esas que se llaman “del país” para expresar que son las que tradicionalmente había por aquí, cruces de latxa, carranzana y dios sabe que más. Ovejas duras, rústicas, buenas criadoras, de aspecto heterogéneo, poco prolíficas y no demasiado productivas. La primera vez que varió eso fue cuando compré un carnero charolés para mejorar los corderos que se mataban. Lo cierto es que el bicho cumplió, los corderos que han estado dando las ovejas de él se han hecho rápido y con buenas canales. Ahora (como no hago más que repetir) nos hemos planteado mejorar el tema lechero y buscando, buscando nos hemos encontrado con el misterio de la raza carranzana.

Sé que me estoy arriesgando como un paleto ignorante (lo que probablemente sea cierto) pero quería contarlo a ver si alguien tiene una explicación lógica al tema. He estado viendo varios carneros de varias razas de varios precios. Por ejemplo, un carnero milchaf o frisón por el que pedían 350 euros, latxos de 120 a 300 euros, de razas cárnicas (suffolk, berrichon, ile de france, charolés) entre 100 y 300 euros y, por supuesto, carranzanos entre 120 y ¡1100! euros.
En general, en Cantabria y Asturias he encontrado pequeñas explotaciones, tienen las ovejas por afición, por la carne de los corderos o por mantener la finca (“las pusimos cuando quitamos las vacas, para que la finca no se fuera a monte”). No se ordeñan las ovejas, los carneros son de diversos niveles dependiendo de lo que se busque de ellos y los precios no suelen dispararse demasiado. En Carranza la cosa cambia, las explotaciones son más grandes y las ovejas se ordeñan para hacer el queso Idiazabal. Los carneros que he podido ver parecen realmente buenos y los precios altísimos. Supongo que se puede explicar por el plus que supone estar dentro de la DO.
Pero el lío, al menos para un novato como yo, empieza cuando preguntas al dueño que tal es el carnero, las respuestas que he recibido:
– el carnero es bueno, saca unos corderos bravos, hemos matado uno el otro día con un mes y limpio pesaba 9 kilos (precio razonable).
– el carnero es bueno, no tiene pintas, es bueno de lana y mira lo corvo (cabeza muy convexa) que es (precio más alto).
Estas dos respuestas son las habituales en Cantabria y Asturias.
– el carnero es bueno, estamos ordeñando las hijas y dan bastante leche (precio altísimo).
En resumen, que dependiendo de lo que se busque (carne, leche o morfología) se encuentra uno animales muy distintos dentro de la supuesta misma raza, lo que quizá sea normal, no lo sé, pero hace muy difícil el acertar y más con la conversación que tuvimos en la última ganadería donde he estado:
– tengo dos carneros a la venta, los dos comprados en Carranza (la explotación está en Cantabria) , uno muy bueno, pague mucho dinero por él, es muy corvo y muy bueno de lana, por menos de 600 no le vendo. El otro no es tan bueno, la ganadería donde la compré está en control lechero, tiene ovejas muy productoras, pero el carnero apenas es corvo y es menos rojo, te lo dejo en 200.
Anuncios

Read Full Post »

Al leerlo me he quedado de piedra de granito.  Para mí la noticia es que se estuviese haciendo hasta ahora: http://www.agroinformacion.com/noticias/80/union-europea/48295/la-ce-propone-excluir-a-campos-de-golf-y-aeropuertos-de-las-ayudas-agricolas.aspx

 

 

Read Full Post »

Carneros de raza latxa

Este domingo en la granja modelo de Arkaute, Vitoria hay una subasta de carneros seleccionados de raza latxa, por lo que he podido ver tienen una pinta excelente. Una pena que no pueda ir, a ver si para la próxima me entero con más tiempo:

http://www.confelac.com/es/component/docman/doc_download/37-2012fichasindividualessubasta12

Read Full Post »

 Uno de los temas a los que mas vueltas le estoy dando es la raza de las ovejas, me explico, ahora tengo carranzanas, carranzanas cruzadas con “ovejas del pais” y carranzanas cruzadas con charolés.  Estoy ahora buscando un carnero para el próximo otoño y estoy decidido a mejorar las virtudes lecheras del rebaño. Las corderas de reposición las dejo mamando todo el tiempo, pero cuando retiro de la circulación algún cordero suelo ordeñar la oveja durante una temporada para hacer queso y, la verdad es que los resultados son muy desiguales, una carranzana que era fácil de ordeñar y daba bastante leche ha acabado despeñada, otras hay que ser judoka para ordeñarlas, otras dan menos leche que una coneja. Por ello quiero aportar algo de sangre de oveja lechera, a ver que pasa. Estoy dando vuelta a las siguientes posibilidades:

– carranzana – latxa: es la raza más adaptada al clima y al territorio, abundante y relativamente buena lechera. Pero tiene una pega, los ejemplares buenos valen “muuuchas perras”. ¿La razón? pues que  estas ovejas son las únicas permitidas dentro de la DO Idiazabal, así que para nuestros vecinos vizcaínos tienen un valor bastante alto.
– assaf: bastante abundante y fácil de conseguir, muy lechera, tengo mis dudas sobre su adaptación al clima y a sistemas de explotación poco intensivos y basados en pastos. Además las referencias que tengo de los corderos no son las mejores en cuanto a calidad de las canales.
 – lacaune: muy lechera, bastante rústica, se ha adaptado bien a lugares como las montañas suizas, pero no tengo demasiadas referencias de ella, la verdad.
– frisona: muy lechera, dócil, precoz y prolífica. El clima no debería ser un problema. Pero las referencias que tengo es que son delicadas de salud, que enferman con facilidad y son frágiles.
Y ahí estamos, dándole vueltas al tema. Agradecería cualquier información al respecto.

Read Full Post »

Mala suerte

Desde siempre me han gustado los cuentos de Jack London, especialmente las que se desarrollan en Alaska y el Yukón, historias de extremos, de oro y desgracias, en definitiva, historias de mala suerte. Porque las historias de los buscadores de oro están, casi siempre, llenas de mala suerte. Es pura estadística, por cada uno que encuentra el filón soñado, mil fracasan.

Las historias de agricultores y ganaderos son habitualmente historias de mala suerte. Si consideramos como “lo normal” sembrar la semilla, que la planta nazca, se hagan los trabajos habituales y recoger el fruto, o bien, se tiene una oveja, se alimenta, se la cuida normalmente, se la cubre y nace un cordero; pero esa normalidad no es tan normal, la mala suerte acecha a cada momento:  llueve cuando no debe, no llueve cuando debe, plagas, parásitos, accidentes …
Un ejemplo, una oveja que las dos veces que ha parido han sido gemelos, que da leche abundante, que tras quitarla los corderos se la ha ordeñado durante un par de meses obteniendo una cantidad respetable de leche. Cierto día el rebaño (con esa tendencia al desastre tan propio de las ovejas) se mete por donde no debe y una oveja se despeña y cae a un humedal y queda atrapada en el barro. ¿Que oveja puede ser? Pues esa, la mejor. Mala suerte.
Tienes otra oveja, misma raza, parecido origen, parecido aspecto. Piensas, bueno, esta será la sustituta como la mejor del rebaño. La oveja es primeriza y sólo pare una cría, macho además. Cuando se la quita el cordero y se comienza a ordeñar te das cuenta de que da un tercio de la leche que daba la otra y es mucho más difícil de ordeñar. Cosas que pasan. Mala suerte.

Read Full Post »

 

 

Read Full Post »