Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cultivos’

Coles y repollos constituyen un excelente alimento y el algunas zonas y épocas del año, una de las pocas fuentes de verdura fresca que existen. Ricos en vitaminas y minerales, son tan nutritivas como aborrecidas por los niños. Son plantas que gustan de cierta humedad, lo que unido a su resistencia al frío los hacen idóneos para ser cultivados en ambientes norteños y atlánticos como el nuestro. Se pueden cultivar en cualquier época del año, aunque yo suelo usarlos más como cultivo de invierno, dejando el verano para otras plantas como las solanaceas.

Este año, planté unos pocos en primavera que bien todo el verano sin subirse en flor y la cosecha principal, plantada (de plantones comprados en viveros) entre julio y agosto, ha crecido bien al final del verano, frenando su crecimiento al llegar los frios, pero habiendo alcanzado ya un buen volumen para ser cosechadas, no obstante, se pueden dejar en la tierra y aguantarán perfectamente los rigores del invierno. Es más, hay quien dice que cuando mejor están los repollos es precisamente después de haber sufrido alguna helada.

Son plantas muy exigentes en cuanto a los nutrientes que toman de la tierra, lo que implica un buen abonado de fondo antes de plantarlos con compost bien maduro. Este año, una vez plantadas he añadido por primera vez un abono químico rico en potasio, y el resultado ha sido excelente. Ya sé que han dejado de ser ecológicamente o biológicamente puros, pero a la hora de elegir entre la opción de la pureza y la de la abundancia, confieso que he caído en la tentación. Sancho ha ganado a Quijote.

En cuanto a las variedades que he tenido en la huerta, la más usada ha sido el repollo común o del país, comprado como plantón en vivero:

repollo1

estos suelen dar unos repollos hermosos y prietos:

repollo32

También he utilizado otras variedades, sembrándolas en semillero en mayo / junio y trasplantadas en agosto, por ejemplo, uno llamado de Copenhaghe, que da repollos muy rizados:

repollo-copenhaghe1

u otro que en el sobre de semillas venía como Repollo Aubervilliers, que forma repollos con forma de balón de rugby:

repollo-aubervilliers

En cuanto a los usos culinarios que damos al repollo, por un lado se usa para hacer conservas, chucrut o encurtido. Por otro lado, en fresco normalmente se come cocido con ajo como acompañamiento a los garbanzos del cocido o en una especie de tortilla de repollo y patata que no lleva huevo, de la que en otro post pondré la receta.

Finalmente, las hojas exteriores de los repollos acaban como alimento de gallinas y conejos, a estos les encantan.

Read Full Post »