Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 marzo 2012

Dándole vueltas y más vueltas al tema ganadero, es inevitable acabar preguntándose que haría uno en ese caso. Y no es una pregunta retórica, ya que como están las cosas en el trabajo (al menos en el mío, el sector de la automoción), no descarto tener que tirar por ese camino y convertir (o intentarlo) algo que es auxiliar en el medio de vida. Pues eso ¿que haría yo?

Consciente de que nos movemos en el plano teórico, que la realidad tiene más aristas, es más complicada e imprevisible, mis ideas son:
– mínima inversión en capital, o sea, en instalaciones y maquinaria,  animales que puedan pasar el año la calle, sistemas de explotación basados en rotación de pastos (los animales tienden a moverse, la hierba no), sistemas menos intensivos.
– mínimo gasto externo, hasta donde sea posible, no tener más animales de los que la tierra disponible pueda soportar
– animales donde prime más la rusticidad y la longevidad sobre la producción pura y dura.
– asociaciones, cooperativas, juntarse con otros especialmente a la hora de comprar y comercializar.
– diversificar, menos producción de más productos, leche más carne más huevos más hortalizas más pequeños frutos más cursos más turismo rural …
– aumentar el valor de lo que se comercializa, bien con productos de mayor valor, en lugar de leche leche ecológica o en lugar de leche, queso.
– venta directa, internet, circuitos cortos de comercialización, asociaciones de consumidores, huir de las grandes cadenas y de usar muchos intermediarios.

Read Full Post »

¿Y las administraciones públicas? Pues con algunas medidas sencillas podrían aliviar un poco la situación, medidas que tengan en cuenta a los pequeños agricultores y ganaderos en lugar de los productos latifundistas, que tengan en cuenta los mercados locales en lugar de las grandes cadenas de distribución. Medidas que tengan en cuenta que la misma norma no puede ser válida para una empresa agraria de miles de hectáreas que para una pequeña explotación familiar.
Por ejemplo, flexibilizar las normas para que una explotación familiar pueda diversificarse, que permitan que las gallinas estén en el prado que han acabado de pacer las vacas, o que esa pequeña explotación láctea pueda vender quesos sin que se le exijan los mismos trámites y medios que a García Baquero, o que pueda vender sus productos directamente al consumidor sin las exigencias del Carrefour.
Actualmente, un agricultor o ganadero pequeño que quiera, por ejemplo, criar pollos con sus excedentes de la huerta o de la granja, tiene que ser ganadero, carnicero, transportista, almacenista, comercial … Y no es que tenga que serlo, es que tiene que pasar los trámites y pagar los impuestos correspondientes a todos esos pasos, lo cual hace que cualquier iniciativa sea como subir el Tourmalet en bicicleta con un saco de cemento a las espaldas.

Read Full Post »

Este fin de semana asistí a una conversación que no sé si calificar como cómica o patética: estábamos hablando de huertas y gallinas, del sabor incomparable que tiene lo que uno ha producido, del sabor inmejorable de los huevos de gallinas criadas a la antigua (o a la futura), es decir, sueltas con acceso ilimitado a hierba, a deshechos de la casa y de la huerta. Vamos, los tópicos típicos cuando se habla estos temas, cuando una chica intervino, casi indignada, “no, no, huevos caseros ni los pruebo, por favor, si salen del culo de las gallinas, no, no, yo sólo los del super”.

Read Full Post »

Otra charla con un ganadero de la zona, ésta, en mi opinión, especialmente significativa.

Mira, nos han engañado durante años, y nosotros nos hemos dejado engañar, claro. Es como el timo de la estampita, por querer más, acabas teniendo menos. Cuando yo me hice cargo la ganadería, tras jubilarse mi padre, ordeñábamos unas veinticinco vacas, teníamos una cuadra vieja, pero en la que las vacas sólo entraban para el ordeño y con mal tiempo en invierno. El trabajo lo hacíamos con dos caballos, o sea, mucha mano de obra, muchas horas. Empecé a ir a charlas en extensión agraria, preguntaba a otros ganaderos, leía lo que encontraba, vamos que quería mejorar, modernizarnos, trabajar menos horas …
Lo primero fue poner el circuito de ordeño cerrado y refrigerado, parecía necesario, por comodidad y por higiene, así que lo hicimos, para pagar esa inversión hubo que aumentar el número de cabezas de ganado, pero eso suponía ampliar la cuadra, más inversión, y comprar cuota, más inversión. El volumen de animales hacía inviable el seguir trabajando con los caballos, así que a comprar tractor y sus accesorios, más inversión. Lo siguiente para aumentar los ingresos era aumentar la producción por animal, para eso había que comprar mejores vacas, más productivas, más inversión, y de tener el toro en casa olvídate, había que comprar dosis de semen de los supertoros que traían de Canadá o Estados Unidos, más inversión.
Esas eran las recetas que nos daban los expertos, las que todos aplicamos. Entonces me encontré con una cuadra moderna, un tractor, vacas de alta producción (que comen en relación a lo que producen) y créditos en el banco. Entonces es cuando los precios de la leche empiezan a caer y te quedas con el culo al aire. Estás en lo alto de la escalera, la retiran y te quedas agarrado a la brocha con cara de tonto.
Si me viese otra vez en la misma situación, seguiría con las veinte vacas, que producían la mitad que estas, pero que comían menos y duraban más años en producción, seguiría con los dos caballos e intentaría vender la leche directamente, sin pasar por la industria de turno.
Todos decimos lo mismo, la ganadería es una esclavitud, pero lo que de verdad es una esclavitud es deber dinero a los bancos.

Read Full Post »

Llevamos tanto tiempo hablando de la crisis del sector ganadero en Cantabria que se ha convertido ya en algo crónico. Parece imposible hablar del sector lácteo sin añadir a la frase la palabra crisis. Tras la charla de aquella señora en la oficina comarcal, he sacado el tema a algún vecino cercano que se dedica a la ganadería de leche.

Hay que aclarar que la leche ha sido una de las principales producciones en esta zona desde hace más de cien años, cuando se establecieron las primeras industrias transformadoras. Pero aún más que la importancia económica (decreciente) del sector, hay otro aspecto que no debe olvidarse, que es el valor sociológico de este mundo. La imagen de Cantabria con un prado verde y vacas pastando está grabado a fuego en el inconsciente colectivo. Aunque vayan quedando pocos ganaderos en activo, en muchas familias ha habido vacas, muchos somos hijos o nietos de ganaderos, muchos hemos bebido leche recién ordeñada y hemos visto nacer terneros … Con todo lo anterior, el valor sentimental del asunto no es desdeñable.
Pues el otro día hablando con un vecino, el que me regaló la carranzana cara negra, que se dedica al negocio salió el tema en cuestión. Y con él la larga lista de quejas:
– la oveja te la regalé porque no me permiten tenerla junto con las vacas, cuando toda la vida pacían juntas, para aprovechar mejor el pasto, la vaca pace más alto y la oveja lo hace a ras de suelo.
– las gallinas he tenido que quitarlas porque no me permiten tenerlas sueltas por donde andan las vacas, cuando lo que hacen es escarbar en las boñigas y comer bichos, lo que incluye algún parásito.
– todos los meses gasto unos 200 euros en gestoría, ha llegado un momento en que era incapaz de llevar al día todos los papeles que te obligan a llevar.
– cada vez hay más controles sanitarios sobre las vacas y la leche y cada vez el precio que nos pagan por la leche es más bajo. Sin embargo, se importa leche que no sabemos de donde viene ni que controles pasa …
(CONTINUARA…)

Read Full Post »

Por fin la huerta

Aprovechando este final de invierno tan extrañamente seco que estamos viviendo he comenzado con la huerta, sí, por fin, tenía unas ganas locas de comenzar tras el desastre del año pasado. Para empezar, he plantado unas lechugas y unas cebollas blancas y he sembrado guisantes, rabanitos y nabos.

Read Full Post »

Hen at work

Una de las kikas está incubando unos cuantos huevos que la he dejado. Es infalible, llega febrero – marzo y saca una pollada sin fallar ningún año. Mucho más fiable que cualquier incubadora. Esperaremos las tres semanas reglamentarias y ya veremos.

Read Full Post »

Older Posts »