Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 febrero 2012

Huerta y abono

Este año no estoy dispuesto a que ocurra lo mismo que el pasado, que por las obras, la falta de tiempo y otras cosas, la huerta fue un desastre. Para que no ocurra he empezado por el principio, abonando bien la huerta, lo cual, junto con tener que cavar es lo más penoso y que menos me gusta. Para este año, gracias a las ovejas dispongo de una buena cantidad de estiércol bastante bien compostado y es lo que estoy utilizando.

Las ovejas suelen estar en la calle, salvo en invierno que entran en la cuadra por la noche, algún vecino me dice que buenas ganas tengo de ir por las mañanas a soltarlas y por la tarde a recogerlas, que pueden estar en la calle todo el año, y es cierto, pero me gusta hacerlo (raro que es uno) y además sirve para recoger el abono para la huerta.

Read Full Post »

Al matadero

Conversación de esta mañana en la oficina de extensión agraria:

– ¿Está el veterinario?
– Sí, pero está ocupado ahora.
– Pues le espero, porque el otro día se marcharon antes de hora.
– Sí a mí me pasó lo mismo.
– Si es que nadie echa un mano, ¿sabes la última?
– No
– Toda la vida he tenido la yegua en la cartilla con las vacas, pues ahora ya no se puede, tengo que tenerla separada y con chip.
– Si, ahora va así.
– Pues vine a hacer los papeles y me piden un plano del establo, bebederos, comederos … les digo, pero si el animal está todo el día en el prado, en libertad, pero si la yegua tiene treinta años, que ya no vale para trabajar. Pues nada, que tiene que ser así, pues ya les dije, ni chip, ni chop, la yegua al matadero y se acabó el problema.

Read Full Post »

Dogmáticos bienintencionados

En el tiempo que llevo con el blog (con más o menos actividad) hay comentarios y correos que se repiten. Con este post empiezo una serie sobre los que más me han llamado la atención. Advierto que tienden hacia la categoría de ladrillo. Comenzamos con los dogmáticos bienintencionados.

He recibido bastantes correos criticando algunas partes del blog y a su autor. Son críticas morales, principalmente dos: está mal vender animales ya que son individuos y no mercancías y está mal matar animales, especialmente si son mascotas (para el crítico, no para mí) como los conejos. Por sistema acepto las críticas con más humildad que indiferencia, pero esas dos tienen un ingrediente extra: lo que hago está mal. Aquí topamos con un problema, la moral, el calificar algo de bueno o malo implica una alta dosis de subjetividad, con lo que no todo el mundo tiene por qué compartirlo.

Hay algo más que me llama la atención en estos casos, la intención de salvarme, de corregir a la oveja descarriada, de negarme el derecho a elegir. Y esto me molesta un poco. Porque no acabo de entender el porqué por el que esa gente se cree con más razón que yo, por que razón tengo que pensar como ellos, me da igual que sea un obispo que un vegano bienintencionado. Si a alguien le parece un crimen matar un conejo pues que no lo mate, si le parece un crimen vender una oveja, pues que no la compre ni la venda. Pero, por favor, que no me salven, prefiero equivocarme con mis errores que con los de otro.

Read Full Post »